>Carta pastoral y Conocimientos de la divina gracia, bondad y misericordia…, 1778

Carta pastoral y Conocimientos de la divina gracia, bondad y misericordia…, 1778

Ya publicamos en este espacio una carta del obispo Juan Palafox y Mendoza dirigida al papa Inocencio X sobre un asunto relativo a una disputa con los jesuitas sobre los diezmos. Este comentario nos dio ocasión de hablar de la figura de Juan de Palafox.
En esta ocasión hemos elegido otra de sus cartas, y vamos a aprovechar para hacer algunos comentarios sobre el impresor que la realizó, Joaquín Ibarra. La obra seleccionada contiene una carta pastoral y unas reflexiones teológicas sobre la misericordia de Dios, y se titula:
Carta pastoral y Conocimientos de la divina gracia, bondad y misericordia…”, escrita por Juan Palafox durante su mandato como obispo en la Puebla de los Ángeles (Méjico), y dirigida al papa Alejandro VII.

 

Esta carta está impresa en 1778 en la imprenta de Joaquín Ibarra, que trabajaba desde 1745 en Madrid, ciudad en la que fundó su taller. En dicho taller Ibarra introdujo novedades técnicas, como el uso del papel satinado para eliminar las marcas de las planchas de la prensa, suprimió el uso de la letra V para representar la U y el uso de la S larga, y estableció un formato estandarizado de medidas para la elaboración de los tipos gráficos.
Uno de sus discípulos recogió todas estas innovaciones, publicándolas años más tarde en la obra “Mecanismo del arte de la imprenta”.
Pero si hoy en día recordamos a este impresor, además de por sus importantes ediciones, es fundamentalmente por la familia tipográfica que lleva su nombre, aunque hay que decir que Ibarra no diseñó, grabó ni fundió tipos de imprenta, sino que utilizó los de varias fundiciones de su época.
La familia tipográfica llamada Ibarra fue creada por el grabador Antonio Espinosa de los Monteros (1732-1812) y debe su nombre a que fue utilizada por Joaquín Ibarra en sus ediciones de La conjuración de Catilina y la Guerra de Yugurta, de Cayo Salustio, en 1772.
Esta tipografía fue reconstruida digitalmente en 1993 por Juan Ignacio Pulido y Sandra Baldassarri, dirigidos por Francisco José Serón, todos ellos pertenecientes al Grupo de Informática Gráfica Avanzada de la Universidad de Zaragoza. Desde entonces la tipografía es de libre disposición y de libre descarga.
Existe hoy en día otra tipografía llamada Ibarra Real, creada por José María Ribagorda Paniagua en 2010. Su diseño está basado en los tipos fundidos por Jerónimo Gil para la Real Biblioteca de Carlos III, y que Joaquín Ibarra usó en su edición del Quijote de 1780.
El hecho de recuperar familias tipográficas antiguas nos habla del auge actual de esta disciplina y del interés que despiertan en los diseñadores gráficos actuales.
El ejemplar que hoy reseñamos pertenece a la colección de Fondo Antiguo de la Biblioteca de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, y fue donado a la institución en 2008.

2024-04-12T10:26:00+00:00 20/03/2024|

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, pero puedes desactivarlas en cualquier momento.

Puede obtener más información en nuestra política de privacidad, ACEPTAR

Aviso de cookies